Destacados

INTEGRACIÓN SOCIAL / 13 de Septiembre de 2018

Arte para sacar a los chicos de la calle

UN PRESTIGIOSO MÚSICO QUILMEÑO BRINDA UN TALLER DE ENSAMBLE EN ITATÍ

Cristian Judurcha, un reconocido baterista quilmeño que tocó con Luis Alberto Spinetta, Pedro Aznar, Luis Salinas, Lito Vitale, Alejandro Lerner y David Lebón, entre otros artistas, ofrece desde esta semana un taller gratuito de música popular en el Centro Comunitario Juanita Ríos del barrio Itatí, ubicado en Chaco e Ituzaingó, cuyas clases se realizan quincenalmente y son organizadas por el Municipio de Quilmes.

"Nací y me crié en Quilmes y después de 35 años de carrera tenía muchas ganas de hacer cosas acá. Por eso, ni bien nos contactamos con la gente de la Secretaría de Gobierno, todo fluyó para que rápidamente pongamos en marcha la propuesta. El Municipio apoyó de entrada e hizo todo en forma expeditiva. El taller es una oportunidad única para mejorarles la vida a los chicos de distintas edades a través del arte. Es también darles herramientas para que puedan tener un futuro mejor", detalló Judurcha, quien además de ser músico profesional también tiene una vasta experiencia como docente dando clínicas en todo el país y en Itatí da las clases junto al guitarrista Guido Briscioli y al bajista y cantante Nicolás Sanucci.

El taller está abierto a toda la comunidad y no hace falta inscribirse previamente ni que los participantes tengan conocimientos previos de música o lleven sus propios instrumentos. Además de las clases grupales de batería, bajo y guitarra, la idea es ofrecerles los lineamientos básicos para que puedan ir formando sus propias bandas en el futuro. Entre otros géneros, enseñan cómo tocar rock, folclore, zamba y jazz. El próximo encuentro se realizará el martes 25.

Sobre su experiencia previa con músicos reconocidos y sobre cómo traslada ahora lo que aprendió de ellos a otra gente, Judurcha explicó: "Haber estado en contacto con artistas como Spinetta, Aznar o Salinas, nutrirse de ellos y ahora poder pasarle a estos chicos al menos algo de todo eso es mágico. Es saber que estás aportándole algo a los otros. Es dejar un legado para el bien de los chicos. Queremos que les sirva para que se corran de situaciones de riesgo y, a la vez, les despierte la pasión por la música".

 

Compartir
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twiter
  • Compartir en Google+